Nuestros cuatro años de aventuras con REACH han sido sobre explorar fronteras y superar límites- a menudo aquellos que se encuentran dentro de nosotros mismos-. Ahora, todos estamos en  diferentes fases de nuestras vidas, pero se mantienen  sólidas y unidas a través de nuestro compromiso de desarrollo  y aprendizaje-este es el legado de la experiencia REACH

Viajar internacionalmente ofrece una perspectiva profunda de cómo es el mundo fuera de Estados Unidos. Al tener la experiencia de cómo vive otra gente contribuirá significativamente a nuestras propias vidas y nos hará pensar más sobre nuestras bendiciones, retos y decisiones 

Cada uno de nosotros tenemos un sendero diferente, diferentes ambiciones de  carreras profesionales, y diferentes objetivos de vida, pero juntos compartimos el deseo de entender otras comunidades, para ampliar nuestro entendimiento del mundo en el cual nos graduaremos pronto, y nuestra empatía por aquellos con quienes compartimos.

La experiencia aparentemente simple de cocinar platillos tradicionales ecuatorianos y vivir con una familia local es sin duda una gran oportunidad de aprendizaje intercultural. Visitar el mercado Otavalo nos permitirá relacionarnos con gente de todo el Ecuador y ver la hermosa obra de arte hecha a mano -una ventana a las experiencias y sentimientos de las personas.

Estas experiencias se conectan a los principales objetivos de REACH, (Resiliencia, Educación, Aventura, Comunidades, Salud) mediante la ampliación de nuestro contexto y la apertura de la cuestión de lo que significa ser un ciudadano del mundo. Creemos que esta aventura internacional es el siguiente paso lógico de nuestra jornada de aprendizaje: que educándonos  nosotros mismos sobre  las diferentes comunidades es esencial para nuestro objetivo de llegar a ser unos ciudadanos útiles y productivos.


Esperamos que nos sigan en este viaje! Gracias!


Waq kutikama! Hasta luego!