Ecuador a sido una experiencia que me abrió los ojos. La gente de nuestra aldea viven una vida muy diferente a la que yo en casa. Los baños calientes, camas, y la tecnología son lujos aquí. Sin embargo, Ecuador tiene algo que le falta bastante a los EEUU, Ecuador tiene comunidad. Mi familia anfitriona intenta darme todo lo que puedan, aunque no tengan los recursos para hacerlo. La comunidad tiene “mingas”, donde todos se juntan y trabajan en comunidad para hacerlo un mejor lugar. Después, todos cocinan y festejan juntos. Aunque el estilo de vida Ecuatoriano no se tan cómodo para mí, definitivamente es un lugar donde se siente el amor y la amabilidad por donde quiera. Este viaje ya se termina, y también REACH.  Yo sé que voy a extrañar a mi familia anfitriona y al programa muchísimo ya  que los dos me han ensenado tanto. Mañana, la partida será agridulce, porque extrañare mi nueva familia, pero estoy más cerca a volver a casa. 


Jake (también conocido como Palex)