Bueno es mi turno para escribir mis pensamientos sobre nuestras recientes aventuras. Empezaré primero con mi experiencia con mi familia anfitriona. No voy a mentir al principio era un poco incómodo tratando de conectarme con ellos ya que ellos solo hablan Quechua (lengua nativa) I me sentí como que me dejaron por afuera. Pero ahora cambiaron las cosas y honestamente puedo decir que nos hemos unido más y que hay más conexión estos últimos días. Yo creo que el esfuerzo vale por mucho. Durante la cena pregunto muchas cosas para hace conocer a todos de manera más personal y también hago chistes para hacer que el espacio sea suave.

Sera locura, pero puedo observar que mi mama anfitriona está pasando por un tiempo muy difícil en su vida, se le ve en los ojos. Su hijo se suicidó hace 2 meses y creo que el dolor le abrió las llagas del pasado ya que su esposo murió hace 10 anos. La muerte de su hijo le causo una convulsión cerebral. Tiene que ir con el doctor diariamente para obtener tratamiento. Lo que también encuentro raro son las similitudes que tiene con mi propia mama. El mismo nombre (Josefina) y su amor por sus hijos son similares al de mi mama. Yo siempre que mi mama era sobreprotectora pero ahora sé que no es la única. Hablando de mi mama, tuve la oportunidad de hablar con ella por FaceTime y me puse contenta. La extraño mucho.

Continuando este discurso, puedo decir que este viaje ocurre en un buen lugar de mi vida. Solo tengo $10 y estoy endeudado con los préstamos de escuela. Este viaje me hace realizar algo que ya sabía pero falle a reconocer, lo material no es todo. Mira, estoy saludable, y tengo personas que se preocupan por mí, y no solo eso pero la habilidad de hacer cambios en este mundo. Hoy por ejemplo…

En la escuela estaba deambulando y vi a un niño intentando entretenerse por su propia cuenta. Me acerca a él y le di el avioncito que hice de pape. Su nombre, por cierto, es Inti. El tenía una sonrisa tan autentica al jugar con el avión. Me di cuenta que las cosas pequeñas se pueden convertir en cosas bellas. Después de un tiempo, Inti y yo tuvimos una bonita conversación. Me conto que tiene 9 años y que tiene 13 hermanos y que le gusta la matemática entre otras cosas. Una cosa que me ha ensenado Ecuador es que es padre sentarte con una persona y conversar para conocerles. Es algo que pienso que nos falla a los americanos. Quiero acabar esto con un mensaje que quiero que todos sepan: DEJEN DE PREOCUPARSE DE COMO SE VEN, BIEN O MAL, CUANTOS ‘ME GUSTA’ TENGAN POR FOTO, O QUE PIENSA LA GENTE DE USTEDES Y ENFOQUENSEN EN LO QUE PUEDEN HACER PARA MEJORAR EL MUNDO Y TENER UN IMPACTO POSITIVO EN LA VIDA DE LA GENTE...Con eso les digo Ángel fuera! Tiro el micrófono.

P.D. leí una cita padre

“Nos deleitamos con la belleza de una mariposa, pero casi nunca admitimos que ha pasado por cambios para llegar a esa belleza”

-  Angel L.