Diversión Familiar

Dormir tarde debido a los días de trabajo arduo fue una gran manera de comenzar mi día. Luego nos levantamos e hicimos la rutina usual: empacar las cobijas, desayunar (papas, arroz y huevo. Cuando nuestra mama llego temprano del trabajo inmediatamente empezó a preparar el almuerzo justo a tiempo de llegada de Ken, Shannon y Danika al mediodía. Preparando el almuerzo fue sangre, sudor y lágrimas, en donde casi perdí un ojo por las destrezas de cortar de mi hermana. Mi mama estaba bastante paranoica, pero de todas maneras pudimos tener una deliciosa comida juntos en donde nos reímos acerca de las relaciones en Ecuador y como Shannon casi hizo un abolladura en su comida (papas fritas, ensalada, arroz con vegetales mixtos). Al llegar la 1:30, todos nos íbamos a la cancha y nuestra mama llamo a todos para sorprender a mi papa con un pastel de cumpleaños retrasado y uno para Cynthia (mi hermana de 8 años). Fue una falla sorprenderlos a los dos considerando que alguien tuvo que ir por mi hermana, y tenía sus sospechas. Nuestros padres dieron un discurso del corazón acerca de nuestra familia aunque nuestra casa se más pequeña comparada a otras casas tienen granes corazones, que es absolutamente la verdad ya que han hecho tanto por mí en este corto tiempo que eh estado aquí. Luego caminamos hacia la cancha treinta minutos temprano y luego tomamos el camión hacia San Roque en donde nos encontramos con Jorge, un tejedor de canastas tradicional, que hace ponchos increíbles, cobijas y tapices desde que tenía 10 años. También, todos tuvimos la oportunidad de tener un momento de salsa de Shakira/Rico Suave con Herman. ¡Terminando la noche fue una de las mejores noches! Todos estaban juntos haciendo empanadas (perdón, DONAS) tomando café y divirtiéndonos.

Trabajo Comunitario

Despertando hoy al dándome cuenta de que es el primer día del mes he notado qué el tiempo ha pasado tan rápido. Haciendo mi camino al baño veo uno de mis hermanos más pequeños, despierto, con la espalda hacia mí, medio dormido mientras caminaba hacia el baño pensé que él estaba regando algo entonces notó que no era. Por lo que rápidamente y reservado corrí al baño. Otro delicioso desayuno de nuestra mamá anfitriona, Susana, de arroz, plátanos fritos, fideos, carne y gelatina se sirve hoy en día. Aunque ésta era la primera vez que fui capaz de terminar una comida. "Magali", escuché a la distancia de una voz muy familiar. Yo me apresuré fuera con mis famosas chanclas de Bora Bora y fui en camino hacia a La Casa Comunal ya que era tiempo para trabajar con la comunidad. Trabajar con la comunidad hoy en la limpieza del lado de la carretera fue un poco frustrante para mí. La razón es porque estaba limitado a lo mucho que podía hacer. También mi “dedo del pie” estaba algo cansado de caminar. Además del hecho de que estaba limitada y cansada, he intentado lo mejor hacer todo lo que pude. Como algunos podrían decir, era mejor que me fui para ayudar con la preparación para el almuerzo,

pero sinceramente “me gustaría no tener una del pie rota mientras trabajo en la comunidad. " estaba algo desanimada, pero al pensarlo todavía podía ayudar a la comunidad ayudando con la preparación de almuerzo para ellos.

Nuestra siguiente actividad fue visitar un curandero. Al llegar y bajarme de la camioneta de las vacas escucho esa voz familiar una vez más, "No te preocupes Magali, estamos en un buen lugar en caso de que te llegues a lastimar " visitando al curandero y escuchando historias de cómo ha sido capaz de curar a personas fue interesante. Para mí personalmente la mayoría de las cosas que habló no eran nuevas para mí. Como el día que casi llegó a su fin cenamos con nuestra familia pero esta vez sólo con nuestros dos hermanos mayores. Ya que nuestros papas y hermana menor no estaban en casa. Lo que he notado es que para el tiempo que llevo aquí me he acostumbrado a comer con toda la familia. Especialmente con Manuel nuestro papá anfitrión porque cada vez que llega a la casa del trabajo ya sé que casi es hora de la cena. Otra cosa que noté es que me estoy sintiendo más unida a mi familia pero más con nuestro papa anfitrión cada vez que llega a la casa del trabajo me pongo animado. Yo diría que la razón es porque me recuerda mucho de mi papá y de cómo es nuestra relación. Así como intentamos hacerlo mejor. Por supuesto antes que termino el día y antes de irnos a la cama una vez que me enteré que estaba el resto de la familia en casa fui a verlos y decirles buenas noches.

Magali

¡Feliz Cumpleaños a Muchos!

Mientras trataba de salir de la cama, me di cuenta de que me dolía el trabajo de ayer. Después de que salí de la cama, lave un poco de ropa sucia, desayuné, luego salí hacia la casa comunal. Cuando llegamos allí, conocí a Xochitl, una perrita muy linda y diminuta. Seguimos por el camino para comenzar el trabajo de hoy con Xochitl. Cuando llegué a la cima, estaba sin aliento, así que descansamos un poco y empezamos a cortar la hierba. Todos trabajamos muy duro. Al mediodía, nos detuvimos y regresamos a la casa comunal. Esperamos el autobús para ir a Otovalo, pero nunca llegó así que fuimos en nuestro camión de la vaca de costumbre. Vamos a Otovalo y Jazmin, Janeth, Magali, Casey y yo decidimos conseguir pizza para el almuerzo. ¡Estaba deliciosa! Luego fuimos al mercado para comprar más cosas. En nuestro camino de regreso al albergue, decidimos comer un helado. Mientras esperábamos, vimos a Casey y Magali acercándose a nosotros con una bolsa enorme. Comenzamos a bromear como si tuvieran un cuerpo en la bolsa sin saber que habían comprado siete panchos. Nos reunimos todos de vuelta en el albergue y subimos al camión de la vaca, y nos dirigimos a Agualengo. Antes de volver a casa, llamé a mi papá para desearle un feliz cumpleaños ya que hoy es su cumpleaños. También hablé con mi mamá. Fue muy agradable escuchar sus voces después de casi dos semanas. Luego fui a la ducha y me preparé para ir a la fiesta de cumpleaños. Nos fuimos a la casa de anfitriones Janeth casa donde nos recibieron con al menos tres perros ladrando a nosotros. En algún momento, Jazmín y yo nos congelamos y nos abrazamos hasta que los perros se asustaron. La cena fue muy buena, especialmente porque estábamos imaginando cómo nuestra reunión sería cada uno con nuestros propios hijos llamando comadre y compadre. ¡Fue un gran día!

Adela

Chaos Productivo

Despertarse a las 7:30am fue muy tarde para mí y para Janeth. Teníamos que apurarnos para llegar a La Cancha, lo más pronto posible, que quiso decir que nos saltamos el desayuno en casa. Por suerte, vimos a Adela y a Jazmin llegando a la misma hora que nosotras- así que no fuimos las únicas que estaban tarde. Ya en La Cancha, hice mis quehaceres normales: llene las dos botellas de agua y agarre bocadillos para mi día. Pero, esta vez me comí quizá la mitad de los bocadillos que puse en mi bolsillo para el desayuno. Luego, comenzó mi día oficialmente. Todos comenzaron a empujar hojas de eucaliptus en bultos al lado de la carretera. Cuando terminamos, nos deshicimos de los bultos al incendiarlos. Mire el humo y las llamas consumir el aire alrededor de mí. Imagine que estábamos en medio de una zona de batalla, luego un video de música, y luego regrese a la realidad. Hay algo en la manera que quema un fuego que se convierte hipnotizador.

Nuestro día continuó mezclando cemento y utilizando lo para llenar la zanja de drenaje. Yo cargo tierra en el la carretilla varias veces, la grava varias veces más, y a continuación, la mezcla de cemento incontables veces. El proceso parecía interminable y la tarea era extremadamente difícil: agarrar el material, mover el material arriba y abajo de la colina, luego volcar el material, todo sin dejar que más de un poco del material se derrame debido a la piedra adoquinada llena de baches de quien mi carretilla se quería convertir amiga. Por no mencionar, el entorno caótico de otras 20 personas moviéndose rápidamente, también tratando de hacer su tarea tan eficientemente como sea posible. Cubos con agua volaron junto a mi cabeza, una aldea de hambrientas carretillas a mi espalda, esperaron a ser llenadas, traté de no ser golpeada por la máquina de cemento cada vez. Cada segundo que me rodeaba era un caos productivo, así que mantuve mi agarre apretada en mi determinación. No me sentiría bien si no le diera el 125% de mí misma y terminara fuerte. No pude evitar pensar en mi papá. Imaginando que estaba a mi lado, me animaba a ser la mejor versión de mí misma -pensando en todas las palabras de sabiduría que tallaba en mi cerebro. "No prepararse significa prepararse para fracasar", y "Mucha gente tiene la voluntad de ganar, pero sólo unos pocos tienen la voluntad de entrenar para ganar". Supongo que todos esos años de entrenamiento de fútbol, mi papá sabe cómo es el trabajo duro. He venido a ver más de mi papá en mí mismo. Creciendo, siempre me dijeron que me parezco a mi padre, y ahora veo más de su carácter y conocimiento pasó a mí.

Durante los últimos dos años, mi papá ha estado pasando por una demanda con su trabajo. Había trabajado allí durante los últimos 32 años, amando su trabajo como camionero / repartidor; Ganó todos sus beneficios médicos y de salud para él y su familia. Por desgracia, fue herido a través de todos sus años de desgaste en su cuerpo desde su cuello y hombros a ambas muñecas. UPS no está queriendo reclamar las lesiones, a pesar de que mi padre mencionó los problemas que estaba enfrentando con el asiento de su camión y su cuerpo. Si las cosas han ido o no, mi papá ha mantenido fuertes espíritus cada día. Estoy a medio camino de este viaje, y me ha hecho apreciar todo lo que mi padre ha sacrificado y continúa sacrificándose por mí y por mi familia. Estoy apreciando cada vez más lo que mi familia ecuatoriana hace por mí, aunque a veces no reconozco ni olvido esa forma de amor. Este viaje me ha permitido reconocer formas desconocidas de amor y estoy agradecido de experimentar tal oportunidad.

Anaya

Hoy fue un buen día

“¡Janeth, Anaya – vengan a correr!" Así es como comenzó mi día desde el principio. Así que corrimos a la primera base, también conocida como la mesa de la cocina. Nos sirvieron sosa de quínoa con vegetales y nos sentamos a comer en familia. Pronto, recolectamos nuestras cosas y salimos por la puerta para reunirnos con los demás. Al llegar a la escuela, caminamos un poco para darles la bienvenida a nuestros estudiantes. Unos minutos después nos acompañaron nuestros estudiantes y todos se fueron a sus lugares asignados. Para nuestras clases, jugamos los juegos “Lava” y “Luz Roja, Luz Verde.” Aparte de morirme de la risa, realice que algo que pasaba. Sentí que tenía un cariño por cada uno de mis estudiantes. Si vi que uno no se divertía, intentaba hacer lo mejor para incluirlos. De hecho, les pregunte a algunos de los niños que no eran en la clase si querían acompañarnos. Se siente bien incluir a todos los niños de aquí porque no siempre tienen esto.

Después de ir a la escuela y almorzar en la fundación, nos fuimos hacia la cascada. Ver la cascada por primera vez fue impresionante. Nunca había visto una cascada actual, así que para mí fue asombroso. Deberás disfrute el paisaje y también el tiempo que nos dieron para estar solos. Ahí, refleje en la vida y le agradecí a dios por todo lo que tengo. A veces necesitas una visión realista para apreciar todo lo que tienes y mantenerte humilde. ¡En las palabras de Ice Cube “hoy fue un buen día!”

Janeth

P.D. Magali se rompió la una del pie al entrar a la cascada y se rio, que me hizo reír a mí, que completo mi día con su risa.

Maria and Viviana hacen comida de Ecuador.

Maria and Viviana hacen comida de Ecuador.

Un día con Perros, Música e Historia

Hoy nos despertamos tarde. Nuestra mañana comenzó con un camión de basura disfrazado como camión de helados—a una hora muy temprana. Fue difícil explicarle a nuestra mama anfitriona que estábamos tarde, pero ella nos empaco unos panes, y una pina en un recipiente para llevarnos. Al empezar a caminar por la ruta hacia la cancha, escuchamos quejas. Nos volteamos para encontrar que nuestros perros familiares estaban atacando a Cucho/Pretzel (el perrito.) Lo llamamos hacia nosotros, y lo cargué todo el camino a la cancha en mi impermeable. Cuando llegamos, el resto del grupo ya estaba ahí. Comenzamos nuestra caminata hacia Periacillo, la escuela en donde ensenamos. La clase de música que Casey, Logan y yo enséñanos nos fue bien. Hicimos calentamientos vocales, que pareció sacar a los estudiantes fuera de su zona de confort. Luego, trabajamos en la traducción de inglés-español de “El León Duerme Esta Noche.” La cantamos juntos y parece que los estudiantes la captaron- por lo menos la parte de “weem-o-weh.”

La segunda clase observamos y le ayudamos a McKinley con sus estudiantes a tocar canciones en flauta dulce. Fue un poco salvaje, por decir lo mínimo, y fuerte. Durante el recreo, jugué con Oso, uno de los perros “mascota” de Agnolongo que se junta con nosotros. Luego almorzamos juntos el centro de Tandana.

Después, fuimos a la Hacienda Perugachi, donde aprendimos acerca de la historia del sistema de haciendas en el área. Aprendimos acerca de las jerarquias raciales, sociales, económicas y culturales que existían y continúan a existir hoy. También aprendimos que los sistemas de haciendas fueron diseñados casi idénticos a la manera que trabajaban las plantaciones en los Estados Unidos durante el tiempo de esclavitud, escuchando como la gente trabajando en las haciendas fue explotada, abusada, y se les veía como menos que sus “superiores.” Esto nos dio perspectiva acerca de los sistemas de gobierno y de economía en Ecuador, tal como nos proveo conocimiento social/cultural de la historia de todas nuestras familias que han sido afectadas por esto de alguna manera.

Esa noche continua en pensamiento de todas las cosas que nunca sabré acerca de la historia y de todas las personas que han sido manipuladas. Es el sentirse impotente que se siente egoísta. Por qué no podemos “arreglar” todo lo que esta “mal” con el mundo. ¿Y quienes somos para decir que podemos

intentar? Pero si es importante por alguna razón, y la razón es la gente.

Brisa

En la obscuridad

Desde el momento de mi aturdimiento somnoliento, mi consciencia deriva, desvaneciendo de reconocimiento claro de regreso al subconsciente borroso. Realizando en donde estoy en el mundo, y luego del regreso a dormir. Sueños de colores de mis miedos, recuerdos, deseos y casos poco realistas, me despiertan cuando deberás debería regresar a dormir. Pensamientos de, “Quiero regresar a la casa…deberás me gusta ahí…necesito ir al baño,” y de regreso a “Regresa a dormir, Anaya.” Olvidando acerca de todo lo malo y quedándome con lo bueno. Desperdiciados, pensamientos aleatorios nunca serán obsesionados otra vez. Me volteo, aclarando mi cabeza y llenando mis oídos con un fuerte crujido de la cubierta de plástico del colchón. Mañana es un nuevo día con un sol brillante también con una bruma nublosa.

Anaya

Logan verdaderamente disfruto su día.

Me desperté a los gallos como a las 5:15am y continuaron hacer ruido hasta que Shawn y yo nos paramos para ir a reunirnos con los otros REACH-ers cerca de la cancha. Nos despertamos tarde, y tomamos pan para llevar. Hicimos nuestra caminata hacia la escuela y ayudamos a limpiar los salones. Después vimos sus presentaciones de teatro y se veían muy contentos presentándose. Luego cante El Rey León con la clase de música. Estaban muy callados pero me parece asombraste que se lo aprendieron en ingles muy rápido. La secunda clase de música presento Feliz Cumpleaños, Los Piratas del Caribe, y Titanic. Parecían muy nerviosos pero tocaron muy bien sus canciones. Cuando los niños hicieron su monologo de historia, estaban muy animados por presentarlos. Los niños se divirtieron mucho al presentar su juego de educación física con aros. Se tenían que quedar en sus aros y no podían tocar el piso. La clase se comida y ciencia no hizo nada para su presentación, y solo hablaron acerca de la clase. La clase de construcción hizo una reacción en cadena y son muy energéticos. Los niños estuvieron muy interesados en su clase de computadoras y la clase de arte hizo un bello mural y deberás disfruto dibujar/pintar. Los niños recibieron los certificados por las clases que completaron. Yo y algunos de los REACH-ers repartimos comida a los niños y algunos de sus padres. La línea estaba se mantenía larga cuando solo había poca gente; por ejemplo, tres personas y luego diez personas venían a la línea y luego se repetía. Teníamos pollo, arroz, papas fritas y ensalada. Luego solo pollo, arroz, papas fritas, y luego solo quedaba el pollo y arroz cuando todos los papas y niños tuvieron comida. Fui testigo de Oso batallando con un hueso de pollo como por cinco minutos. Todos fuimos a la oficina a pasar el tiempo, y Brisa leyó acerca del día. Inmediatamente después Janeth también nos leyó acerca de su día. También, a Magali le tuvieron que revisar el dedo del pie pero está bien por ahora.

Nos fuimos de la oficina para ir por helado en un palo. El grupo camino a nuestra clase de cocina. Cuando llegamos, Oso se juntó con otro perro. Mi grupo ayudo a cortar cebollas, zanahorias, brócoli, pollo y coliflor. A la misma vez, nos juntamos y hablamos acerca de varias cosas, y yo también cante algunas canciones. Luego cambiamos grupos y aprendí acerca de diferentes hierbas y plantas. Aprendimos que algunas plantas son buenas para el estrés, ansiedad, insomnio, dolor de estómago, limpia de sistema digestivo, dolor articular, etc. Después de eso aprendimos acerca de las toallas y servilletas que la esposa hace y el significado del arte/tejido en ellos. Por ejemplo, la “k” es para su nombre y provincia. Luego nos relajamos adentro, compartimos historias, y hablamos acerca de las primeras impresiones, y esperamos a la comida mientas que Anaya tocaba la guitarra y luego realizo que era su cumpleaños hoy/ayer. Después, fuimos afuera y cantamos un poco de Hallelujia con Shannon y le enseñamos la canción “Stay” con Rihanna (y un chavo desconocido). Espero que se lo aprenda para poder cantarlo juntos—nuca eh cantado un dueto.

Luego cenamos de toda la comida que preparamos, tuvimos algunos músicos que tocaron para nosotros mientras comíamos. Todos tuvimos un buen tiempo y algunos bailamos como Ken. También le cantamos las mañanitas a Anaya y comimos pastel de cumpleaños. Nos fuimos en una camioneta de ganado y trajimos al perro, Oso, con nosotros, pero lo le gusto la jornada. Logan deberás disfruto su día.

Logan

Mucha Enseñanza, Mucho Aprendizaje

Yo diría que el día comenzó bien. Comí sopa con broccoli, zanahorias y, claro, papas. Luego nos fuimos a la escuela, pero llegamos un poco tarde. En clase, demostramos artistas diversos y sus obras de arte, y las historias detrás de ellos. Estaba asombrada por lo intrigados que estaban con la historia de un pintor en particular, y del significado del trabajo de arte del pintor Afro-Americano, Jean Michael Basquait. Su historia y la manera de vida que enfrento, rodeado de racismo fue algo diferente que los intrigo. Hablamos de las muchas semejanzas que una cultura puede tener con otra y de cómo es importante de siempre quedarse fiel a sus creencias. Honestamente puedo decir que estos niños me están ensenando más de lo que yo les puedo ensenar a ellos.

Después en el día tuve el privilegio de tener a alguien que vino a ensenarnos un poco de Kichwa y su origen. Fue una muy bonita experiencia de tener la oportunidad de aprender un lenguaje que esta tan lleno de historia. En general, fue un día muy productivo y que me abrió los ojos.

 

Jazmin Sanchez

Día Dos

Gallos y reggaetón- son el reloj despertador de Agualongo. Después de motivarme a despertarme a las 6am, comí algo de desayuno. Estoy acostumbrado a un bagel, yogurt o cereal, así que comer un plato de arroz, frijoles y huevos fue un gran reto. Me impulse a terminar, y después del desayuno me vestí y Garrett y yo fuimos a la cancha como 5 minutos temprano. Lo primero que vi fue la neblina sobre la montaña y se parecía como algo que salió de Hollywood. Todos los que nos íbamos a reunir a las 7:30 llegamos y nos fuimos para la escuela de verano. “Oso”, nuestro perro familiar nos cuidó todo el camino y se aseguró que estábamos seguros. Yo ensene matemáticas primero en la escuela de verano, y solo tuve dos estudiantes, y el maestro era de mi edad. Los niños parecían interesados y muy listos, pero les faltaba confianza. Después de las matemáticas, ensene una clase de computadoras y algo acerca de los circuitos. Estaban muy animados y muy interesados en el kit de circuito, que era como un juguete para ellos. Espero poderles abrir los ojos un poco para que se interesen en el sector de STEM (por sus siglas en inglés, ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.)

Después del almuerzo, fuimos al museo en donde aprendimos un poco acerca de la cultura Otevalo, I compre la cobija más suave. Jugamos juegos tradicionales, incluyendo un juego de hablar, un juego de botella/cinco y –estoy seguro que es el favorito de todos—el juego de “un lobo atrapa un conejo bajo una cobija.” El paseo por camioneta de regreso a casa fue divertido, y abrí mis alas (mi cobija) y volé (con el viento.) Regresando a casa, compartí una sopa de maíz con pollo y papas fantástica con mi mama anfitriona y hablamos acerca de nuestras familias. El segundo día fue muy bien—no puedo esperar para mañana.  

José

El Comienzo de la Jornada

Después de un viaje relámpago, por fin estábamos en Ecuador y pronto conoceríamos a nuestras familias anfitrionas. Comenzamos el día en el hostal donde jugamos un juego muy interesante acerca de dos diferentes grupos de personas, cada con sus propias creencias y maneras de vivir. Este juego nos impulsó a pensar acerca de su relación con el “mundo actual” y de ahí pudimos concluir varias lecciones importantes. Lo que se me quedo en mente es que no de verdad no hay manera correcta o incorrecta de hacer las cosas o vivir la vida, todo está relacionado a lo que cree la gente: valor. En fin, todos somos humanos haciendo lo que tenemos que hacer para sobrevivir. Otra cosa importante que surgió fue la importancia de mantener una mente abierta. Cuando lo hacemos, aprendemos tanto y podemos crear memorias duraderas que quizá no tuviéramos sin mantener una mente abierta. Fue un bonito recordatorio en este punto del viaje que pronto conoceríamos a nuestras familias anfitrionas y nos inmersa riamos en una cultura diferente a lo que estamos acostumbrados. Pronto, fuimos a un mercado enorme que estaba muy ocupado. Al fin, teníamos dificultades cargando los costales llenos de yapas. Llenamos dos camionetas con nuestras cosas, y por fin fuimos a conocer a nuestras familias. El viaje por camioneta estuvo lleno de baches y un poco frio, inestable pero sin embargo, divertido.

Al llegar al pueblo de Agualongo, nuestro ánimo y entusiasmo incremento. Nos dieron la bienvenida con fuegos artificiales (que nos asustaron un poco al principio), arco de flores, y una muy deliciosa comida tradicional comunal, también con chica. El amor y la afección se sintieron de inmediato al recibirnos con brazos abiertos. Estoy tan agradecida de estar aquí y sé que tendremos muchas memorias que recordar. Esta jornada apenas comienza y no puedo esperar por todo lo que viene.

Viviana Gonzalez