Hoy nos despertamos tarde. Nuestra mañana comenzó con un camión de basura disfrazado como camión de helados—a una hora muy temprana. Fue difícil explicarle a nuestra mama anfitriona que estábamos tarde, pero ella nos empaco unos panes, y una pina en un recipiente para llevarnos. Al empezar a caminar por la ruta hacia la cancha, escuchamos quejas. Nos volteamos para encontrar que nuestros perros familiares estaban atacando a Cucho/Pretzel (el perrito.) Lo llamamos hacia nosotros, y lo cargué todo el camino a la cancha en mi impermeable. Cuando llegamos, el resto del grupo ya estaba ahí. Comenzamos nuestra caminata hacia Periacillo, la escuela en donde ensenamos. La clase de música que Casey, Logan y yo enséñanos nos fue bien. Hicimos calentamientos vocales, que pareció sacar a los estudiantes fuera de su zona de confort. Luego, trabajamos en la traducción de inglés-español de “El León Duerme Esta Noche.” La cantamos juntos y parece que los estudiantes la captaron- por lo menos la parte de “weem-o-weh.”

La segunda clase observamos y le ayudamos a McKinley con sus estudiantes a tocar canciones en flauta dulce. Fue un poco salvaje, por decir lo mínimo, y fuerte. Durante el recreo, jugué con Oso, uno de los perros “mascota” de Agnolongo que se junta con nosotros. Luego almorzamos juntos el centro de Tandana.

Después, fuimos a la Hacienda Perugachi, donde aprendimos acerca de la historia del sistema de haciendas en el área. Aprendimos acerca de las jerarquias raciales, sociales, económicas y culturales que existían y continúan a existir hoy. También aprendimos que los sistemas de haciendas fueron diseñados casi idénticos a la manera que trabajaban las plantaciones en los Estados Unidos durante el tiempo de esclavitud, escuchando como la gente trabajando en las haciendas fue explotada, abusada, y se les veía como menos que sus “superiores.” Esto nos dio perspectiva acerca de los sistemas de gobierno y de economía en Ecuador, tal como nos proveo conocimiento social/cultural de la historia de todas nuestras familias que han sido afectadas por esto de alguna manera.

Esa noche continua en pensamiento de todas las cosas que nunca sabré acerca de la historia y de todas las personas que han sido manipuladas. Es el sentirse impotente que se siente egoísta. Por qué no podemos “arreglar” todo lo que esta “mal” con el mundo. ¿Y quienes somos para decir que podemos

intentar? Pero si es importante por alguna razón, y la razón es la gente.

Brisa